Navegar / buscar

Una escapada a Ibiza en Semana Santa

El domingo siguiente a la primera luna llena de primavera se celebra la Pascua. Es la fiesta más importante del calendario litúrgico cristiano y para la mayoría unos días de vacaciones ideales para una escapada viajera. Marzo y abril son meses de inestabilidad meteorológica que puede condicionar la elección final, pero si Semana Santa cae en abril, no lo dude, Ibiza es un destino ideal.

Aunque parezca mentira, Ibiza fuera de la temporada estival se ve forzada a rememorar su aislamiento secular y llegar o salir de la isla no es fácil. Superado el hándicap de encontrar vuelos sin excesivas conexiones y a precios razonables, llegará a una Ibiza sin bullicio ni saturación turística. En primavera, Ibiza luce una naturaleza exuberante y unas calas en estado salvaje y aguas cristalinas que invitan a pasear, a relajarse, a disfrutar de la belleza y de la buena vida.

Días soleados, temperaturas suaves hasta el atardecer, campos llenos de flores silvestres y árboles en crecimiento, verdes vivos de hojas brotando… El interior de la isla parece una postal y alojarse en el hotel rural Can Pujolet es estar en el paraíso mediterráneo, tanto si desea una escapada romántica como si prefiere dedicarse al senderismo o al descanso. Tómeselo con calma, descubra los pequeños pueblos del norte de la isla, respire su autenticidad. Saboree la gastronomía ibicenca, son días de “cuinat de Setmana Santa”, un plato típico a base de verduras y legumbres. Dese una vuelta por el mercadillo hippy de Las Dalias, abierto de jueves a domingo, por estas fechas… Y todo con tranquilidad.

Para los amantes del deporte, Ibiza también tiene magníficos alicientes. La ruta de la sal es la regata de altura con más barcos en competición de todo el Mediterráneo, un clásico que este año ha celebrado su 28ª edición. La versión norte sale de Barcelona y la Este, de Dénia, en ambos casos, la llegada se produce en Sant Antoni de Portmany. En tierra firme, la vuelta a Ibiza en mountain bike proporciona tres intensos días de competición, una cita internacional que ha llegado a su 15ª carrera. Este evento de ciclismo reúne y satisface a la élite de la disciplina y a aficionados que quieren descubrir la isla a ritmo de pedal.

Si su escapada es cultural, Ibiza ofrece un patrimonio histórico artístico excepcional y una oferta museística interesante, a los que nos hemos referido en otros artículos y que le recomendamos encarecidamente. En España, la Semana Santa es tiempo de procesiones y en nuestra isla son tradicionales las de Santa Eulària i Vila, sobretodo la del Santo Entierro. Esta última se celebra el Viernes Santo, y le aconsejamos presenciarla en la plaza de la Catedral, desde donde arranca la procesión para recorrer las angostas calles de Dalt Vila hasta Vara de Rey.

La solemnidad del paso de las imágenes, custodiadas por las cofradías, al compás de la música, capirotes, cirios, saetas, mantillas… Sobriedad y emoción en un escenario incomparable. Si desea expresar su devoción y convicción católica o si le interesan las muestras de religiosidad popular, no se lo pierda. Es una experiencia singular e intensa.

Elija que Ibiza le atrae. Ibiza, en primavera, vale la pena.