Navegar / buscar

Las misteriosas Torres d’en Lluc

Cerca de los acantilados de Cala d’Albarca, a mitad de la cuesta que une Santa Inés y Sant Mateo, se encuentran ses Torres d’en Lluc: dos antiguas torres que formaban parte de un misteriosa fortaleza, de las que se desconoce con exactitud el tiempo y las funciones para las que fueron construidas.

Una de las Torres d’en Lluc. Foto: eivissaweb.com
Una de las Torres d’en Lluc. Foto: eivissaweb.com

Con una posición de vigilancia privilegiada, con vistas de Cala d’Albarca a su derecha, y con el llamado Racó Verd, a la izquierda, ambas torres constituían una fortaleza muy protegida al estar situadas en un cabo, en Es Cap de Mossons, en la Mola de Albarca, muy elevadas y rodeadas de mar por tres frentes.

Del conjunto sólo quedan las bases de las dos torres, de planta ovalada, y unidas por un largo tramo de muralla de casi 100 metros.

Los historiadores sólo han podido delimitar la fortificación en un largo espacio de tiempo, que iría entre la Baja Antigüedad y los primeros momentos de la Baja Edad Media (s. IV-V a s. XII-XIII).

La excavación arqueológica, llevada a cabo por el Consell Insular en 1994, desvela que la construcción se realizó con piedra caliza de la misma zona, muy levemente trabajada y colocada empleando mortero de cal.

Leyendas de época moderna aportan una imagen de las torres de como un elemento en desuso, del que ya se ha perdido completamente la memoria. Queda un paisaje excepcional y el encanto del misterio.