Navegar / buscar

La primavera en Ibiza es una delicia para los sentidos

El agroturismo Can Pujolet, situado en el precioso valle de Santa Inés es el escape ideal desde el que explorar la particularmente fértil zona de extraordinaria belleza conocida como Es Amunts. Su flora y fauna son simplemente fascinantes.

Es Amunts
Es Amunts

El pueblo de Santa Inés es uno de los más auténticos y menos afectados por el turismo de la isla, con su espléndida iglesia del siglo XVIII como uno de sus principales atractivos. En dirección hacia San Rafael desde Santa Inés tenemos el valle de Es Broll, una gema imprescindible en nuestra lista de lugares a visitar.

Las paredes del valle están alineadas con terrazas de cultivo a diferentes niveles que se humedecen a través de un sistema de regadío que data de los tiempos de ocupación árabe. Otra parada imprescindible son las tapas del bar restaurante Can Tixedó, en el encantador Buscastell, de la misma manera que lo es el pintoresco pueblo de San Mateo o la vibrante Santa Gertrudis.

A los amantes del mar no les decepcionará Cala d’Aubarca, una de las calas más hermosas y vírgenes de toda la isla. Este solía ser un enclave de desembarco y encuentro entre piratas durante los siglos XVI y XVII. Para llegar a la cala hay que caminar alrededor de 45 minutos, pero no hay duda de que vale la pena hacer este esfuerzo.

Situadas entre los acantilados de San Antonio y Santa Inés, las cuevas de Ses Fontanelles, descubiertas en 1917, son otro espectáculo natural imperdible.

Estas son solo algunas de las sugerencias de los lugares a visitar en los alrededores de Santa Inés, que tiene mucho más que ofrecer al curioso visitante.